Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

XACOBEO 2010

El Xacobeo 2010 cierra el año con cifras históricas

Por Javier M. FandiñoTiempo de lectura2 min
Sociedad02-01-2011

La Puerta Santa echa el cierre hasta 2021, próximo Año Santo, registrando unas cifras históricas que ha permitido a la Xunta gallega calificarlo como “el mejor Xacobeo de la historia”. Y no es para menos, porque en el año que acaba de finalizar 270.000 peregrinos acudieron a Santiago de Compostela, incrementando en casi un 50 por ciento las cifras registradas en el Xacobeo 2004.

El Xacobeo 2010 llega a su fin “alcanzando las mejores cifras de la última década”, tal y como ha asegura el responsable de Cultura y Turismo de la Xunta de Galicia en un comunicado, quien ha resaltado los más de nueve millones de turistas en el Año Santo. Unas cifras que se vieron incrementadas gracias al aumento en un 49,9 por ciento de los peregrinos a Santiago de Compostela respecto al último Año Santo, celebrado en 2004, alcanzando los 270.000 fieles que acudieron a visitar al Santo. Esta cifra es un récord, pues en 2004, consiguieron el Jubileo 179.944 personas, 91.786 menos que en 2010. Además, los hombres han sido mayoría en la peregrinación ya que fueron 151.478 (el 55,75 por ciento) los que caminaros hacia Santiago. No obstante, el número de mujeres también ha crecido y este año la cifra ha superado las 120.250 frente a las 79.513 del año 2004. La Xunta de Galicia espera mantener los registros de visitantes en el año 2011, debido a la celebración del 800 aniversario de la consagración de la Catedral de Santiago, que invita al Gobierno autonómico a intentar explotar con eficacia esta oleada de turismo. Entre las visitas realizadas en 2010 a la capital gallega, la más importante de todas fue la realizada por Benedicto XVI el pasado mes de noviembre, presentándose nada más llegar al aeropuerto de Lavacolla como un “peregrino entre los peregrinos”, a pesar de que fue el primer Pontífice que pidió expresamente visitar Santiago de Compostela en un Año Santo, ciudad que no era visitada por un Papa desde Juan Pablo II 19 años antes. En esta visita, el Papa realizó una emotiva misa abierta y cerrada en gallego ante 7.000 fieles en la Plaza del Obradoiro, donde analizó desde un punto de vista crítico la situación que vive Europa. Debido a ello, propugnó la necesidad de una “reevangelización” de Occidente ante el laicismo imperante que permitiese que “Dios vuelva a resonar bajo los cielos”.