Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

COPA DE ÁFRICA

Egipto logra su séptima 'corona' continental

Por Guillermo del TíoTiempo de lectura2 min
Deportes31-01-2010

Egipto doblegó a Ghana y se hizo con la victoria en la final de la Copa Africana de Naciones. Un gol de Mohamed Gedo a cinco minutos de la conclusión otorgó el triunfo a los Faraones. Tras veinte días de competición, el Estadio 11 de Noviembre de Luanda, en Angola, albergó el esperado evento, en el que el favorito acabó cumpliendo los pronósticos.

Egipto 1 - Ghana 0 Ghana esperaba conseguir que el vigente campeón, Egipto, no volviese a levantar la ansiada copa. Para ello, el conjunto dirigido por Milovan Rajevac, contaba con importantes bajas, como la de Michael Essien. El jugador del Chelsea no pudo llegar a tiempo y tuvo que ver el encuentro desde la grada. En cambio, Egipto llegaba a la final de la mejor manera posible: invicto y con un juego ordenado, limpio y sin fisuras. El partido comenzó con cautela en ambos bandos. Ninguno quería arriesgar por miedo al gol rival, lo que provocó que el juego fuese lento y pausado. Egipto, comandado por Mohammed Zidan, estandarte del equipo, controlaba el partido y era dueño del esférico. Ghana tenía voluntad, pero no la capacidad ofensiva para lograr el gol. No conseguía crear peligro a los egipcios, que cada vez se sentían mejor en el campo. No había ocasiones claras, sólo disparos lejanos. Así, el colegiado señaló el final de la primera parte. La segunda fue completamente diferente. Ghana le dio la vuelta al partido y empezó a llevar las riendas. Egipto tuvo que aguantar atrás buscando el contragolpe. Los porteros comenzaban a tener trabajo, a pesar de que la mayoría de las ocasiones llegaban a balón parado. Con esto, los Estrellas Negras dispusieron de tres ocasiones con las que adelantarse en el marcador, pero sus respectivos disparos acabaron en manos del meta egipcio. Egipto pedía la hora y no se sentía cómodo sobre el terreno de juego. Su seleccionador, Hassan Shehata, se percató de ello y dio entrada al pichichi del torneo, Mohammed Nagy Gedo. El encuentro agonizaba y Ghana se encontraba en su mejor momento, cuando una contra de Egipto llevada a cabo por Gedo provocó el tanto decisivo. El ariete se apoyó en su compañero Zidan, que le sirvió un pase en bandeja para que no fallase ante el portero. Preciosa jugada que sentenció el partido a cinco minutos del final. No dio tiempo para que Ghana tratase de remontar el marcador y el árbitro pitó. Egipto hizo historia y logró su tercer título consecutivo y séptimo en sus vitrinas. MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA COPA DE ÁFRICA: