Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

LIBERTAD DURADERA

EE.UU. estrecha el cerco sobre el ‘mulá’ Omar

Fotografía El embajador de los talibán en Pakistán, encarcelado por las tropas de EE.UU.

El embajador de los talibán en Pakistán, encarcelado por las tropas de EE.UU.

Por Txema GarcíaTiempo de lectura2 min
Internacional06-01-2002

Decenas de marines de Estados Unidos participaron en la operación destinada a capturar a Omar que comenzó el pasado lunes 31. Los soldados partieron en grupos de 25 a bordo de helicópteros e iban equipados con armas anticarro y ametralladoras pesadas. Además, al menos un bombardero B-52 y un caza de combate participaron en la misión.

El mulá Omar escapó de Kandahar justo después de que Hamid Karzai y su aliado Gul Agha consiguieran la rendición de la localidad. Pese a que no existen demasiadas imágenes sobre él, ya que no le gustaba ser fotografiado, hay un rasgo que le marca inconfundiblemente: es tuerto. En un primer momento se especuló con la posibilidad de que el mulá Mohammed Omar estuviese bajo la protección del dirigente tribal Abdul Wahid, un extremo que fue finalmente desmentido tras la rendición del propio Wahid ante los seguidores de los jefes pastunes de la zona. El responsable del servicio de inteligencia local de Kandahar, Haji Gulalai, informó de que las fuerzas que capturaron Kandahar el pasado 7 de diciembre participan con un número de 4.000 ó 5.000 milicianos en el cerco a Omar. El propio Gulalai negocia con el entorno del mulá una “rendición pacífica”. Fuentes el Gobierno de Kabul confirmaron un plazo de cinco días para la rendición incondicional. Pese al despliegue de tropas, el contralmirante John Stuflebeem, portavoz del Pentágono, comentó que la captura de Mohammed Omar era solamente “una más” de las operaciones en marcha en Afganistán. Además, añadió que “se da por supuesto que, en caso de rendición, la custodia de esa persona debe quedar en manos de Estados Unidos”. El objetivo principal de las operaciones de EE.UU. es aún la captura de Osama Bin Laden, quien sigue en paradero desconocido. Algunas fuentes afganas consideran que los dos hombres podrían permanecer juntos. En este sentido, la portavoz del Departamento de Defensa, Victoria Clarke, informó de que “cientos de barcos” habían sido sometidos a registro en la zona para evitar la fuga de talibán y miembros de Al Qaeda. El máximo responsable del Ejecutivo afgano, Hamid Karzai, afirmó en la cadena estadounidense ABC que esperaba que la captura de Mohammed Omar ocurriese pronto. Karzai, además, se negó a poner una fecha límite a los bombardeos de Estados Unidos y precisó que éstos deberían continuar hasta que “acaben con el terrorismo”.