Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

El PSE se alía con el PNV e IU en una moción de censura contra el PP en Álava

Por Cristina Torre GarcíaTiempo de lectura1 min
España20-03-2005

El PP ya habla de pacto táctico entre el PSE y PNV en Álava ante la proximidad de las elecciones vascas. El miércoles de la semana pasada el PSE votó a favor, en las Juntas Generales de Álava, una moción de censura que IU había presentado contra el diputado foral de Bienestar Social.De esta forma, el PSE rompe el pacto constitucionalista que existía entre socialistas y populares.

Se necesitaban obligatoriamente los votos del PSE para que la moción de censura saliera adelante ya que los de PNV, IU y EA no eran suficientes para que se pudiese aprobar. Hasta el último momento el resultado era una incógnita. Tras la moción de censura, el diputado general alavés, Ramón Rabanera, dio a entender que hay un acuerdo entre socialistas y peneuvistas para las elecciones vascas. “No me cabe la menor duda de que no era posible el pacto, de que otros ya tenían tomada la decisión y de que, en estos momentos, en el territorio vasco, sabemos donde está cada uno políticamente”. afirmó Rabanera. Por su parte, el secretario general del PP vasco y cabeza de lista por Álava en las elecciones autonómicas, Carmelo Barrio, aseguró que “es la primera etapa de la hoja de ruta del plan López, que ya ha decidido aliarse con el PNV. Lo sucedido es la escenificación política de ese giro y ahora toma plena vigencia que Patxi López quiere ser el vicelehendakari de Ibarretxe”. El portavoz del PP en las Juntas de Álava, Santiago Abascal instó a los socialistas a que aclaren si ha existido “un pacto previo” y a que “pongan encima de la mesa sus opciones a la hora de gobernar”. Los socialistas basaron su apoyo a la moción de censura presentada por IU en base a la mala gestión que, a su juicio, había hecho el diputado foral en la cartera de Bienestar Social, y al “nulo respeto del Partido Popular” por las Juntas Generales de Álava. En definitiva este hecho no hace si no complicar las relaciones entre el PSOE y el PP a menos de un mes para los comicios autonómicos, unas relaciones radicalmente distintas a las que había entre estos dos partidos con motivo de las últimas elecciones vascas de 2001.