Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ANÁLISIS DE ESPAÑA

Fíate de los árbitros

Fotografía

Por Alejandro RequeijoTiempo de lectura3 min
España15-09-2014

España contra el independentismo catalán y de árbitro la comunidad internacional. Y España cuenta con que cuando Cataluña cometa falta el árbitro la pite. Es decir, España cuenta con que la comunidad internacional vete, frene, impida, advierta a los independentistas de Cataluña que si hacen falta se les pitarán penalti y verán la tarjeta roja. Que si dan el paso de declarar la independencia unilateral, quedarán fuera de la UE y el mundo les condenará al ostracismo económico, empresarial, diplomático y hasta deportivo. Hasta el momento así ha sido, pero ¿mantendría esa postura la comunidad internacional si la independencia dejase de ser una quimera para ser una realidad? Porque la cuestión ya no es Artur Mas, ni hundir el prestigio de los Pujol. En todo caso eso tendría que haberse hecho hace años. Cuando se supo. Y no esperar a que Pujol y su CiU creasen esa Cataluña que ahora se ha ido de las manos. La cuestión ya no es siquiera la consulta, sino las consecuencias de lo que parece que será una nueva expectativa convertida en frustración: la victoria electoral de ERC al que el árbitro le importa poco y declararía la independencia unilateral. Y en esas anda España, pendiente de Escocia. Ya puestos uno no sabe si prefiere el NO o el SÍ y ver qué pasa. Porque las consecuencias de que gane el SÍ a la independencia en Escocia pueden ser disuasorias para los que quieren seguir su estela. Pero también todo lo contrario. El caso es que ni los árbitros ni la comunidad internacional son de fiar. Por eso casi mejor que gane el NO en Escocia y déjate de líos. Las normas de la UE son las que son. Pero si hay una norma clara en la UE es que los intereses de sus principales potencias siempre se imponen al presunto proyecto común. Aunque hagan falta reuniones maratonianas y pactos de madrugada. Teniendo esto claro, ¿de verdad Alemania prefiere una España unida y fuerte que una España dividida y débil? ¿y a Francia? Ahí está la duda. Al menos la duda. Si Reino Unido ha pactado y permitido el referendum en Escocia, ¿de verdad va a vetar su entrada en la UE si gana el SÍ? Ni siquiera está claro que al Reino Unido le importe mucho la UE. ¿Se va a quedar España sola aguantando la presión de ser la única nación que veta la entrada de Escocia en la UE por lo que pueda pasar con Cataluña? ¿Tendría España poder para impedir en solitario la independencia de Escocia? Un ejemplo más gráfico: ¿de verdad la Liga, los aficionados, Florentino Pérez... permitirían que el Barça jugase contra el Sant Boi poniendo en peligro la gallina de los huevos de oro? Pues así con todo. Al final los intereses económicos, estratégicos, diplomáticos de unos y de otros se imponen a los sentimientos y la voluntad de los ciudadanos. Para la bueno y para lo malo. Y mientras la independencia de Cataluña sea hoy una quimera, la comunidad internacional no se arriesgara y apoyará a España. ¿Pero si la independencia es un hecho? Fíate de los árbitros.

Fotografía de Alejandro Requeijo

Alejandro Requeijo

Licenciado en Periodismo

Escribo en LaSemana.es desde 2003

Redactor de El Español

Especialista en Seguridad y Terrorismo

He trabajado en Europa Press, EFE y Somos Radio