El coso de San Jerónimo

12-07-2013
Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar Comentar este artículoComentar

Suenan las chicharras como clarines y timbales destemplados por el fuego del Lorenzo. Y en los carteles del coso de la madrileña carrera de San Jerónimo se anuncian nombres de diverso pelaje, algunos bichos que mamaron mala leche en el primer calostro y saltatapias con menos valor en la política que este Curro Azabache tuvo una vez por las fiestas de los pueblos. La suerte está echada en el Congreso de los Diputados, donde estos días se ha debatido sobre si declarar o no bien de interés cultural la Fiesta de los toros.

Dice el refrán que "Dios me libre del manso que del bravo ya me libro yo". Pues sí. A veces las peores cornás las dan los que parecen no haber matao jamás una mosca. O peor aún: ese que lleva tiempo en nuestra cuadrilla y que tanto nos pasa la mano por el lomo.

Aún quedan unos meses para que el Parlamento decida blindar o no las corridas de toros en España (habrá que aguantar mucha chicharra mientras) y seguro que la política y la mercadotecnia ganan la batalla ante unos argumentos que se taparon en tablas por lo de siempre. El enemigo está en casa. Este arte es intangible. Y, por desgracia, también pertenece a usureros sin escrúpulos. Una lástima.

Pero lejos de lo regulín que lo hicieran los ponentes pro toros, no hay que olvidarse de que, quizás, lo de la ILP taurina sea simplemente una carta política que se intercambien sus señorías por otros cromos que sí que jueguen en la primera división de la res publica. Otras reses les soltaba yo a algunos, como las de la calle Estafeta.

MIS ÚLTIMOS POSTS:
  • Morir en paz 13-09-2013
  • El coso de San Jerónimo 12-07-2013
  • Taurinear 14-06-2013
  • La baca del seiscientos 04-06-2013
  • El chispeante 17-05-2013
  • Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2019 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad