Lucha por el voto latino

04-11-2012
Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar Comentar este artículoComentar

Se pregunta el anterior alcalde de Miami, Manny Díaz (2001-2009), si alguien ha visto el anuncio televisivo del gobernador Romney en el que, según palabras de Díaz, “explota el sufrimiento” del pueblo cubano. Aquí, por ejemplo, una servidora que no sólo lo ha visto sino que, además, se ha detenido a analizar los 30 segundos de un spot republicano que ha levantado ampollas y, ante todo, críticas en el panorama político norteamericano cuya llama, a tres días de las elecciones, está más viva que nunca. También la inmediata respuesta demócrata, que ha liderado precisamente Manny Díaz, harto, dice él, “de lo mismo de siempre”.

Este anuncio de la campaña del Grand Old Party resume y pone de manifiesto el apoyo del líder socialista y recientemente reelegido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a su homólogo en Estados Unidos: “Si fuera estadounidense, votaría por Obama (…) Si Obama fuese de ahí de Barlovento, votaría por Chávez”. También las palabras de la hija del dictador Fidel Castro, Mariela Castro, que con rotundidad admite que “votaría por Obama”, si pudiera, en estas elecciones.
Los demócratas, como advertía al inicio, no han tardado en dar una respuesta, esta vez, a través del predecesor de Tomás Regalado en la alcaldía de Miami, Manny Díaz, cubano de nacimiento y que abandonó su patria con sólo siete años de edad. Díaz, enérgico, con aire incluso de enojo hacia Romney, asegura que Obama quiere una Cuba libre y democrática. El presidente, asegura, no les quiere “engañar” con “demagogia” sino que quiere lo mismo que quieren los cubanos: la libertad de su pueblo.



Más allá de las pretensiones de Obama para con Cuba y hacia el electorado latino de Estados Unidos, si algo no puede negarse es la evidencia. Y es que tanto Chávez como Mariela Castro han admitido que votarían por Obama, que de eso se trata esta campaña republicana, que lleva por nombre: ¿Quiénes apoyan a Barack Obama? Valga la redundancia pero, si ninguno de ellos hubiera admitido tal parecer, la campaña no existiría.



Las últimas encuestas auguran que el margen entre Obama y Romney para ganar las próximas elecciones se ha estrechado y que Romney ha ganado más apoyo latino. Sea como fuere, la realidad que se se extrae de la lucha encarnizada entre ambos candidatos es la importancia que tiene para ellos la opinión del electorado latino, que toma mayor fuerza y se posiciona como fundamental en el duelo del próximo martes y en los venideros, ya que su crecimiento es imparable. Díaz debería tener en cuenta que, a dos días de las elecciones, para los dirigentes de este país el electorado latino ya "no es lo mismo de siempre".

Irene Sánchez

Licenciada en Periodismo

Actualmente vivo en Florida

Antes de venir a Estados Unidos, he trabajado en varios medios de comunicación de España

Twitter: @iresanmar


MIS ÚLTIMOS POSTS:
  • Lincoln 21-11-2012
  • Lucha por el voto latino 04-11-2012
  • España, ¿antiejemplo del mundo? 05-10-2012
  • Cataluña y Puerto Rico 27-09-2012
  • pinga02 728x90
    Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2019 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad