Nosotros y el miedo

07-02-2011
Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar Comentar este artículoComentar

Es curioso el miedo que sentimos frente a ciertos hechos ante los que deberíamos poner todo nuestro valor.
Uno lee sobre el temor a los Hermanos Musulmanes y se pregunta si lo que se pretende es excluirles del diálogo de reforma constitucional por los peligros que conllevan. Si se considera mejor idea torcer la ley y dejarles fuera del sistema democrático, como ha hecho Mubarak en las últimas décadas.
Excluir a los Hermanos Musulmanes supondría decirle a sus seguidores que el Egipto que se construye a partir de ahora no les pertenece. Sería darles una excusa para el odio, para sumarse a la red de movimientos de liberación islámica que perturban el mundo musulmán.

Toda ideología puede llegar a ser peligrosa llevada a su extremo.
El aislamiento alimenta el radicalismo, mientras que la libertad -la democracia- le obliga a posicionarse. Y ahí es donde se le debe plantar cara; con argumentos que demuestren que sus ideas son trasnochadas o ridículas, poniendo en valor la razón frente a la estrechez de miras.
En eso debería consistir la democracia.

Miguel Martorell

Colaborador de LaSemana.es desde 2003

Jefe de Sección en Europa Press

Autor del poemario Autócratas y de Memorias de un cualquiera

Twitter: @M_Martorell


MIS ÚLTIMOS POSTS:
  • Francisco y el lobby homosexual 12-06-2013
  • No hay respeto 20-03-2013
  • Da igual 20-02-2013
  • Cómplices en Calabria 06-02-2013
  • El arte absolverá 14-12-2012
  • Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2017 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad