JIGSAW (The Spierig Brothers, XXI)

El juego continúa

Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

Jigsaw

Director: The Spierig Brothers

Actores: Laura Vandervoort, Tobin Bell y John Kramer.

Género: Terror

Duración: 91 minutos

País: España

Año: XXI

Tras siete años de suspense, vuelve Saw VIII (Jidsaw), la conocida saga gore que revolucionó el género del terror y suspense, está de vuelta. Esta vez la trama comienza metiéndonos de lleno en un juego macabro en el que cinco personas, elegidas por sus delitos, se someterán a una serie de pruebas que irán acabando con sus vidas. Cuando los cuerpos empiezan a aparecer, cada cual más espeluznante, esparcidos por la ciudad, todas las sospechas apuntarán como culpable a John Kramer, alias Jidsaw. Sin embargo, si estaba muerto, ¿cómo es posible que haya vuelto a las andadas?

Por primera vez en la historia de la franquicia se le une una investigación, al más puro estilo CSI. Los científicos forenses y policías tratarán de encontrar y capturar al responsable a contrarreloj para salvar las vidas de los que siguen atrapados. Sin embargo, lo más importante será recordar que los juegos se pueden ganar.

Las críticas coinciden, Saw VIII no es una película igualmente valorable para todo el mundo. Aquel que no haya vivido la experiencia de la saga previamente, verán en ella un thriller de terror más que cumple con entretener. Pero no te volverá loco, como así hizo en 2004 su primera entrega El juego del miedo; que surgió de un corto con la única intención de entrar en la industria del cine por los australianos Leigh Whannell y James Wan, y que, aunque tampoco fue de lo mejor para los especialistas, cumplió con su fin: ser una de las entregas más taquillera del año. Prueba de ello es que, de las siete películas de la serie, se han recaudado más de 415 millones de dólares en Estados Unidos y más de 873 millones en todo el mundo.

Saw VIII también será una entrega taquillera. Pero con una clara diferencia en comparación con sus precursoras, el trato de las muertes. Si en las anteriores entregas el criticado gore era un efectivo complemento, como en Saw VI, e incluso considerado abusivo, como Saw III, donde era truculencia tras truculencia, en esta película llamará la atención su falta de carácter sangriento en pro de la trama detectivesca. Se trate o no de dotar de cierto frescor o novedad a la cinta, lo cierto es que la excusa de entregar una trama más visceral y exagerada a las muertes, será algo que no caracterizará a Saw VIII.

Asimismo, los hermanos Spierig, dan un volantazo a la saga desprendiendo a la película de montajes frenéticos y ambientaciones oscuras y únicas, para expandirla en todos los aspectos. Sobre todo, el comercial, al que de por sí la saga siempre ha estado avocada, pero que se hace aún más evidente en esta entrega.

En su favor, destaca la duración, ajustados a los 92 minutos de tensión que se ofrecen, así como el trabajo de cámara, que llega a proporcionar los impactos necesarios para mantener la atención sobre las trampas rudimentarias ya conocidas de otras películas. Asimismo, destacar la permanencia de la idea del culto de Jigsaw a su idiosincrasia de justiciero cruel pero revestido de cierta superioridad moral respecto a sus despreciables víctimas. Así como la variación de la entrega teniendo en cuenta que hace casi una década de la última entrega.

En definitiva, Saw VIII es una película que te hará pasar el rato y disfrutar de buenas muertes sin generar nauseas con cada muerte regada.

Estrenos | Más Películas
pinga02 728x90
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2017 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad