ÓRBITA 9 (H. Khraiche Ruiz-Zorrilla, XXI)

La ciencia ficción española tiene como hándicap la indefinición

Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

Órbita 9

Director: H. Khraiche Ruiz-Zorrilla

Actores: Clara Lago, Alex González, Belén Rueda

Género: Ficción

Duración: 96 minutos

País: España

Año: XXI

Un futuro no muy lejano, en el que la Tierra está al borde del colapso por falta de recursos para la población, es el escenario donde se desarrolla la trama de Órbita 9. El primer trabajo como realizador de Hatem Khraiche Ruiz-Zorrilla, que promete sorprender al público, cuenta con dos protagonistas de excepción dentro del panorama cinematográfico español, Clara Lago y Álex González. Junto a ellos, la veterana Belén Rueda completa el reparto del filme.

La historia tiene como protagonista a Helena, una joven que siempre ha vivido dentro de una cápsula espacial, sola y sin relación con el mundo exterior. Helena es parte de una investigación que pretende comprobar si el ser humano será capaz de abandonar la Tierra, en el que la vida tiene sus días contados, para trasladarse a otro planeta donde poder vivir. Su forma de ver el futuro cambia cuando entra en su cápsula uno de los científicos del proyecto, Álex. Entre ambos no tarda en surgir una atracción que pronto se convertirá en algo más. Esto hace que Álex se encuentre ante un gran dilema: contarle a Helena que es parte de una investigación, y poder iniciar una relación con ella, o seguir adelante con el proyecto para poder salvar a la humanidad.

La campaña publicitaria del metraje ha tendido a explotar ese aspecto espacial del que nace la historia. De hecho, revela al espectador que se encuentra ante la nueva Eva, una nueva obra patria de la ciencia ficción. Nada más lejos de la realidad, el espacio solo es el punto de partida para contar la historia que de verdad importa. Y es que toda esa trama disfrazada de viaje espacial vuelve a caer en otra indiferente historia romántica. El amor siempre puede estar justificado, pero la conexión de ambos personajes ocurre de una forma tan instantánea que no da tiempo a expresar los sentimientos de cada personaje y hace que carezca de realidad.

La creación de ese recinto espacial, el diseño de la nave donde transcurre la vida de Helena, la voz del sistema operativo o la alimentación de la protagonista son detalles que dan credibilidad a lo que acontece.Sí que es palpable que el hecho de rodar en lugares áridos y de altas temperaturas ya que la cinta se ha rodado durante 7 semanas en Medellín, Bogotá y diferentes localizaciones del País Vasco. Probablemente sea una idea para aumentar ese efecto de adrenalina y desesperación que rezuma la película, pero no deja de ser un mero efecto que realmente no llega a ser imprescindible para la misma.

La mejor parada de su elenco de actores es Clara Lago. Sus escenas de entrenamiento son visualmente buenas pero poco creíbles en comparación con el resultado físico. La protagonista enseguida cae en el papel de una indefensa dama en apuros ante la estupefacción que le produce Álex González. Les acompañan un paupérrimo Andrés Parra como el tópico villano y unas anecdóticas Belén Rueda y Kristina Lilley.

En definitiva, una cinta poco definida con muchos cabos sueltos. Una historia que puede dar mucho juego y atrevida, pero relatada de forma inconexa y sin asociación alguna con una narración atropellada que no da tiempo a narrar lo que ocurre.

Estrenos | Más Películas
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2017 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad