EL DíA MáS FELIZ EN LA VIDA DE MäKI (Juho Kuosmanen, XXI)

El boxeo clásico de los 60 da un croché en la gran pantalla

Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

El día más feliz en la vida de Mäki

Director: Juho Kuosmanen

Actores: Jarkko Lahti, Oona Airola

Género: Drama

Duración: 92 minutos

País: Finlandia

Año: XXI

Con un croché el finés Juho Kuosmanen irrumpe en la gran pantalla para presentar una historia basada en hechos reales, El día más feliz en la vida de Olli Mäki. Al comienzo de los años 60 un acontecimiento extraordinario tiene a toda Finlandia pendiente de Olli Mäki, quien va a pelear para alzarse como campeón del mundo frente a un rival de la todopoderosa Estados Unidos, Davey Moore. En el verano de 1962, Olli Mäki (Jarkko Lahti) aspira al título de campeón del mundo de peso pluma en boxeo. En todas partes, tanto en el campo como en Helsinki, le predicen un futuro lleno de éxito. Sólo tiene que perder peso y concentrarse. Hay un problema: Olli se ha enamorado de Raija (Oona Airola).

Kuosmanen da un giro de 360º en el cine de cuadriláteros, un soplo de aire fresco, donde hace de la sobriedad, la comicidad y la inocencia sus aliadas para retratar al Mäki boxeador cuando se enfrenta a la temida báscula obligado a bajar de peso, subido a una silla para parecer más alto en una sesión de fotos o rescatando una cometa de un árbol durante su sesión de entrenamiento. Este juego de pies lo lleva a cabo el director finés con la cantidad de habilidad y sobriedad justas para retratar un proyecto de héroe nacional y aspirante al título de campeón del mundo de peso pluma al mismo tiempo que ese mismo proyecto de héroe, en quien toda Finlandia ha depositado su confianza, pierde el combate para alzarse como campeón del mundo frente a Davey Moore y, aun así, es el día más feliz de su vida.

El metraje vuelve a los clásicos del cine. La cinta está rodada en blanco y negro. Una apuesta estética para evitar la distracción en minucias y de verdad saborear la historia: no es sólo el combate de su vida, sino que es una historia de amor. Tanto en el rodaje como en la delicadeza de mostrar una película que se defiende contra todos los tópicos, lugares comunes y mitologías del cine sobre boxeo.

Al mismo tiempo, Kuosmanen no descuida la otra cara del protagonista: un Olli Mäki (Jarkko Lahti) veinteañero enamorado de Raija (sobresaliente debut de Oona Airola). Lahti destaca entre luces y sombras con una actuación brillante y respaldada por la preparación previa gracias al hijo (entrenador de boxeo) de los verdaderos Olli y Raija Mäki, quien se encargó personalmente de preparar a Lahti para interpretar debidamente a su padre en la gran pantalla.

Una película inusual en blanco y negro, en pleno siglo XXI, donde se muestra todo lo contrario respecto a los tópicos que encierra el boxeo. La historia de quien tuvo en vilo a un país entero, donde se ven sus luces y sus sombras, y, aun perdiendo, deja noqueado al espectador.

Estrenos | Más Películas
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2017 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad