ASSASSIN CREED (Justin Kurzel, XXI)

El parkour medieval llega al cine de la mano de Fassbender

Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

Assassin Creed

Director: Justin Kurzel

Actores: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons, Javier Gutiérrez

Género: Acción

Duración: 140 minutos

País: Estados Unidos

Año: XXI

Una nueva película basada en videojuegos se estrena este viernes en las salas de cine. Hablamos de Assassin’s Creed donde Callum Lynch (Michael Fassbender), a través de una tecnología revolucionaria que desbloquea sus recuerdos genéticos, experimenta las aventuras de su ancestro, Aguilar, en la España del siglo XV. Lynch revivirá en primera persona los recuerdos de su antepasado, un curtido miembro de la hermandad de asesinos denominada los Assasins, y tendrá que llevar a cabo una serie de peligrosas y secretas misiones por toda Tierra Santa. Al descubrir que es descendiente de esta misteriosa sociedad secreta, reunirá un increíble conocimiento y habilidades para enfrentarse a la poderosa organización templaria en el presente.

El balance de acción, narración y reflexión es bastante bueno. La trama fluye asumiendo riesgos, pero a la vez demuestra que es posible ser respetuoso con el espíritu del juego y elevar la apuesta para crear algo nuevo, sólido e interesante por sí mismo. Estamos ante una película de entretenimiento muy buena, pero recrea con descaro el pasado de forma espectacular.

Los intentos previos que se han realizado durante años en este sentido, desde Resident Evil, Tomb Raider, Hitman, Street Fighter o Prince of Persia, pasando por la más reciente Warcraft, estrenada este mismo año, no terminaban de dar en la diana entre las opiniones de público y críticos. El reto de lograr, por fin, una película bastante decente y cuidada basada en los videojuegos, parece que se ha conseguido. Todo su aspecto artístico y de producción es meritorio. Pero de ahí a decir que Assassin's Creed es una gran película, hay un gran trecho. Le pasa lo mismo que a Warcraft. Quiere presentar una historia desde cero para que los nuevos espectadores se enganchen, pero a la vez quiere satisfacer a los fanáticos de la saga. Una ardua tarea.

Fassbender ejerce de protagonista total de la historia en ambos planos y es el más destacado de todos ellos. Vuelve a estar inconmensurable. Aunque está acompañado de grandísimos actores como Marion Cotillard, Jeremy Irons, Charlotte Rampling o Brendan Gleeson en el plano del presente; o los españoles Carlos Bardem, Javier Gutiérrez y Hovik Keuchkerian, además de Ariane Labed en la trama del siglo XV. Sobre los españoles, es triste quedarse con ganas de ver mucho más al villano central al que da vida Keuchkerian o al Torquemada de Gutiérrez, por ejemplo. Sus momentos son importantes en el filme, pero se echa de menos bastante más escenas de ellos.

Toda la parte ambientada en la Inquisición Española permite a Justin Kurzel deslumbrar y sumergirnos en un escenario mágico del pasado. Assasin’s Creed se basa en sus escenas imposibles. Así como un buen número de artificios gráficos que envuelven el metraje de manera atractiva para el gran público. Tal vez no contaron con un pequeño fallo: se encuentra en taquilla con el mastodonte Star Wars: Rogue One.

Estrenos | Más Películas
pinga02 728x90
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2017 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad